03 Jun 24 64

Ya me follé a la esposa y al marido y ahora debo escapar de ahí antes de que me follen a mí

+ 0No se puede votar dos veces

Descripción

Lo último que me esperaba cuando me acogieron en esta casa como estudiante de intercambio, era que me quisieran usar como juguete  sexual. La pareja era muy maja y generosa, así que me invitaban a compartir todo tipo de actividades aunque, sospechosamente, siempre se les escapaba un roce o una caricia de mas. A los pocos días la morena me sorprendió apareciéndose completamente desnuda frente a mí y, detrás suyo, el marido. Ese día montamos nuestro primer trío, en el que pude follarme a la morena tetona y disfrutar de la mamada maravillosa que me hizo, aunque me sentí forzado a comerle la polla al marido y a follármelo por el culo delante de la esposa. Esa fue mi primera experiencia bisexual, y quiero que sea la última. Sospecho que el tío siente que ahora es mi turno de darle el culo, y no pienso dejarme desvirgar el ojete.