16 Sep 22 333

Mi hermanastra vino a que le eche el último polvo antes de su boda

+ 2No se puede votar dos veces

Descripción

Mi hermanastra se apuró, se vistió rápidamente, hizo la sesión de fotos individuales y, durante todo ese tiempo, no dejó de pensar en mí ni un solo momento. En pocas horas estaría casada y ya nunca más volveríamos a estar a solas en casa. Era el fín de nuestras aventuras. Nuestros increíbles polvos y las mamadas formidables que me sabía hacer, quedarían en la historia para siempre. Por eso, antes de ir a la iglesia pasó por mi casa para darnos la despedida que nos merecíamos. Esa fue la última vez que follamos y, sin dudas fue la más triste de todas. Ahora solo espero a que se separe y vuelva a casa para volver a follármela todas las noches.