16 May 23 691

Mi hermanastra se propuso seducirme y lo logró

+ 0No se puede votar dos veces

Descripción

Era obvio que mi hermana planeó todo para que, aquella tarde, acabara follándomela. Ella sabía desde hacía tiempo que nuestros padres no estarían, así que cambió todos sus horarios para que nos quedáramos a solas. De repente, como nunca antes, se había vuelto totalmente liberal. Me pidió que le pasara un aceite por la espalda y, antes de que le respondiera, ya se había quitado la camisa y el sujetador. ¡Estaba enseñándome las tetas descaradamente! Si eso me había puesto la polla dura, no os podéis imaginar como se me puso cuando empecé a darle el aceite. La guarra, obviamente, se dio cuenta de inmediato y, para consolarme, se puso a hacerme una mamada. Ya no hubo mas que decir. Ese fue el comienzo de la follada que, sin dudas, acabó siendo uno de los mejores polvos de mi vida.