06 May 24 59

Me chupa la polla hasta tragarse toda la lefa sin dejar de mirarme con sus ojos verdes

+ 0No se puede votar dos veces

Descripción

¿Alguna vez te han sacado la lefa con la mirada? A mí si, y este es el mejor ejemplo de todos. Mira los ojos increíbles que tiene esta guarrilla. Esos ojazos verdes son la hostia, y cuando te mira con cara de pobrecita inocente, te pone la polla como una piedra. Lo mejor es que encima es una excelente chupa pollas. Sabe mamar los rabos sin usar las manos, y siempre mirándote a los ojos. La guarra ni siquiera se quita cuando te empiezas a correr, así que acaba tragándose casi toda la corrida. Solo cuando ya no le entra más leche en el estómago se le empieza a derramar, pero ella hace todo lo posible por seguir tragando.