29 Ago 23 350

Le puse los cuernos a mi marido con el inquilino y hasta tuve que hacerle un descuento

+ 0No se puede votar dos veces

Descripción

Los vecinos del piso que tenemos alquilado nos llamaron desesperados porque el nuevo inquilino, un tío soltero y bastante guapo, se lo pasaba follando a los gritos todas las noches. Cuando fui a verlo para reclamárselo, me explicó que era una grabación que ponía cuando él no estaba y me la hizo escuchar. ¡Qué cachonda me puso oírlo follándose a aquella zorra! Para colmo me había recibido desnudo, así que antes de irme me animé a pedirle que me follara y el cabrón aceptó a cambio de que le hiciera un descuento del 10% en el alquiler del mes siguiente. ¡Qué puta me sentí al aceptar! No solo estaba engañando a mi marido, sino que hasta estaba pagando para comerle la polla y que me echara un buen polvo.