14 Oct 22 665

La morena gamer con trenzas deja de jugar solo para follar

+ 9No se puede votar dos veces

Descripción

Solo hay una forma de hacer que esta jovencita morena tetona deje de jugar en la consola, y es haciéndole una buena propuesta sexual. Esta gamer es adicta a los videojuegos y, desde que descubrió el Elden Ring, está como loca jugándolo todo el día. Aunque es una excelente jugadora, pierde bastante seguido y eso, increíblemente, le excita. Ser derrotada es, para ella, como sentirse follada. Sus amigos lo saben y sacan provecho de eso. Cada vez que quieren follársela, van a visitarla y esperan pacientemente a que pierda una partida. Entonces, entran en su cuarto y ella, como si tuviera que pagar una apuesta perdida, comienza a comerles la polla mientras se desnuda para prepararse para que se la follen a cuatro patas.