10 Abr 24 166

La madrastra le pidió que durmieran juntos y acabaron follando

+ 0No se puede votar dos veces

Descripción

El marido de esta morena no daba señales de vida. Ni estaba en la casa, ni tenía el móvil encendido, ni nada. ¿Sería que su vuelo se habría atrasado y no podía comunicarse? Lo cierto es que ya era la hora de acostarse, y las llaves de la casa del hijo las tenía el padre, o sea que no le quedaba otro remedio que quedarse a dormir con la madrastra. La madura, un poco por miedo y otro por aburrimiento, le pidió que se acostara al lado suyo en la cama. Era obvio que en cuanto ella se quedara dormida, el hijastro empezaría a tocarle las tetas y el coño, sacaría la polla y empezaría a follársela. Sin embargo, era eso o tener que dormir sola, y por quedarse con la primera opción, acabó comiéndole el rabo y tragándose su corrida.