19 Ene 24 105

La empollona de treinta años le pide ayuda a un amigo para que la desvirgue

+ 0No se puede votar dos veces

Descripción

Geltrudes estaba desesperada. Se le notaba a la legua que estaba falta de sexo, y tenía mucho miedo de que la lastimaran al follársela por primera vez. Con treinta años, había dejado pasar mucho tiempo para perder la virginidad, y las amigas le recomendaron que se hiciera desvirgar lo antes posible. Para eso eligió a Carlos, un amigo muy majo y cariñoso que seguramente sabría guiarla y ayudarla. Carlos, con sus besos y caricias, logró que se relajara y se animara a quitarse la camisa y el sujetador. Él se quitó el pantalón, llevó la mano de Geltrudes a su polla y le enseñó a masturbarlo. Mientras tanto, empezaba a comerle las tetas… ¿Habrá logrado penetrarla?