12 Mar 24 64

El negro puso la polla en la negociación por la casa con la asiática de la inmobiliaria

+ 0No se puede votar dos veces

Descripción

Por la cara con la que la asiática lo miraba, al negro le fue fácil darse cuenta de que estaba despertando sus fantasías sexuales más extremas. A simple vista, esa agente inmobiliaria nunca había probado una polla negra y se moría de ganas. Era la oportunidad del negro de conseguir un buen descuento en la compra de la casa, así que sacó el rabo y lo puso sobre la mesa de negociaciones. La asiática no se lo podía creer. Esa polla era inmensa, más grande que lo que jamás se hubiese imaginado, e inmediatamente comenzó a chupársela. Gracias a la follada que le dio, consiguió un excelente precio y una muy buena financiación.