15 May 23 1201

El abuelo emborrachó a la nieta para follársela

+ 3No se puede votar dos veces

Descripción

Este viejo pervertido no tuvo ni un poco de respeto por su propia nieta. Era tal la calentura que tenía que, con tal de follársela, fue capaz de emborracharla. La jovencita, de apenas 18 años, se sentía mayor e importante mientras el abuelo le daba alcohol y le enseñaba a fumar. Jugar a ser adulta le costó muy caro a la guarrilla, que acabó totalmente peda e inconsciente. El cerdo del anciano la llevó a la cama, le quitó la ropa y empezó a meterle los dedos en su inmaculado y rosado coñito. Estando totalmente desnuda e indefensa, no pudo hacer nada para evitar que el viejo le metiera mano, le chupara las tetas, le comiera el coño, le metiera la polla en la boca, la obligara a mamársela y, finalmente, se la follara.